Una 'startup' diminuta convence a más de 100 políticos de toda España para que sean más transparentes

La plataforma de lobby ciudadano Osoigo ha llevado desde abril a más de 100 políticos de casi todas las comunidades autónomas a la luz y los taquígrafos.

Tenían mucha prisa por empezar. Había unas ganas inmensas. El pasado 29 de abril dos soñadores guipuzcoanos, los hermanos Eneko e Imanol Agirre aprovecharon el efecto de arrastre de las elecciones europeas que se celebrarían en mayo para lanzar su criatura al corazón del ciberespacio. Contaban con buenos amigos, Oier Aranzabal y Lander Arretxea, pero sus contactos institucionales eran casi inexistentes. La realidad dejó en evidencia sus sueños más salvajes.

Quién les iba a decir que su proyecto los llevaría desde Zarauz, una población bañada y azotada por el Cantábrico de menos de 25.000 habitantes donde el surf y el euskera son ‘lingua franca’, hasta experiencias que para ellos bordeaban la ciencia ficción como visitar el Hospital de las Cinco Llagas de Nuestro Redentor donde se enclava el Parlamento de Andalucía en pleno Barrio de La Macarena, sortear las hileras de audis con lunas tintadas cerca del Congreso de los Diputados o presentarse con invitación previa en despachos de antiguos ministros como Trinidad Jiménez.

Podéis leer más pinchando en mi reportaje de Expansión.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------