Una invención diabólica (1958)

Aquel año la moda más molona

era el estampado a rallas marineras.

Cielo y mar el enrejado clona

en este filme de inventos y chisteras.

El checo desenvuelve todo su arsenal.

Engranajes de cartón perfectamente engrasados.

Puede que el guión no sea muy cabal

siendo sus delirios en Julio Verne basados.

Qué pinta ahí el personaje principal

ya es una duda de inicio a final.

Y cuenta todo desde su mazmorra.

Aunque no lo vea, en texto no ahorra.

La artimaña de escapar ofreciéndose de submarinista

es artificio, cuando todos son buzos, que a mí me despista.

¿No hay para bucear muchos más candidatos

que prisioneros que en misiones son ingratos?

Imaginación no falta en la realización.

Hay todo un abanico de posibilidades en la animación.

Hasta hay planos invertidos

y peces reales muy divertidos.

Para sumergirse, pon un reloj de bolsillo en una botella.

Verás colas de pescado transformarse en mariposa bella.

La ilustración que ilustra la ilustrada era

es detallista, preciosista y marinera.

Interesante para infantes aventureros,

esos que disfrutan con las idas de sombreros.

Una invención diabólica de Karel Zeman

Una invención diabólica de Karel Zeman

Título original Vynález zkázy – A Deadly Invention (The Fabulous World of Jules Verne)

1958 75 min. Checoslovaquia

Director Karel Zeman

Guión Frantisek Hrubín, Karel Zeman, Milán Vácha (Novela: Julio Verne)

Música Zdenek Liska

Fotografía Antonín Horák, Bohuslav Pikhart, Jirí Tarantík

Reparto Lubor Tokos, Arnost Navrátil, Miroslav Holub, Frantisek Slégr, Václav Kyzlink, Jana Zatloukalová

Productora Ceskoslovenský Státní Film

20389s

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------