Un mundo enfermo

489

 

Un día creí vivir en un mundo moderno

Donde los hombres se arreglaban como mujeres y las mujeres hablaban como hombres,

Donde los niños les gritaban a sus padres y los padres les temían a sus hijos,

Donde la democracia era una anarquía y la educación una utopía,

Donde el avance tecnológico era más importante que los vínculos,

Donde el gobierno era el responsable de todo y el pueblo la víctima,

Donde la minoría trataba de cambiarlo y la mayoría embestía con su Ego.

Otro día me di cuenta que era verdad y comencé a soñar…

Y soñé que los hombres se comportaban como hombres y amaban a sus mujeres,

Que los hijos eran felices con sus padres,

Que se vivía con devoción por el otro,

Que se recuperaban los vínculos,

Que el amor le ganaba batallas al mal

Que la minoría se convertía en mayoría

Y fui minoría. Y me convertí.

Y la Realidad emergió de pronto,

y subyugada al Amor lo transformó en virus,

la verdad lo expandió endémicamente por el mundo…

Y el mundo enfermó de Amor.

Ahora ya no tengo necesidad de soñar…

Esta realidad enferma es un mundo maravilloso.

____María Quaglia.____

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------