TECNOLOGIA VRS FAMILIA

Ipod, tablet, computadora, teléfono celular, el avance de la tecnología está creciendo a pasos agigantados. Estos avances nos motivan a tener a nuestra disposición la mejor tecnología, y estar siempre actualizados en cada una de las herramientas tecnológicas. Renovar nuestros aparatos electrónicos cada cierto tiempo, se nos hace excitante e innovador. Sumando también que las grandes compañías nos invaden con publicidad y nos hace sentir que estamos obsoletos si no poseemos lo nueva que ellos crean. Además, nos venden la necesidad que debemos comprar algo sin ni siquiera necesitarlo. La función de la publicidad es que “debemos” de obtener “eso” sin importar cuánto debemos de gastar. La era del consumismo está en su auge, ya que es fácil sentirnos involucrados o que estamos “dentro” si tenemos lo último en tecnología. Al contrario, debemos de tener mucha fuerza de voluntad en no estar comprando cosas que no necesitamos. Vivimos en mundo muy materialista, donde todo es consumismo. La sociedad se basa en lo que poseemos materialmente no en lo que valemos como persona.
Actualmente, estamos en la época donde todo es tecnología, donde cada aparato electrónico tiene la función de facilitarnos nuestro mundo, pero todo tiene un costo. Cuando nos involucramos más en ese mundo tecnológico, gastamos tiempo valioso y desaprovechamos esos momentos agradables con nuestros seres queridos. Y es cuando la tecnología se contrarresta con nuestra vida.

Años atrás la vida no requería de tanto estrés, sin complicaciones, una vida simple, llena de momentos agradables y ratos placenteros, parte de la rutina era esperar a nuestros padres, y compartir la hora de la comida juntos. A la hora de la cena todos se reunían a comer y se pasaba momentos muy agradables. En contraste con esta época y la tecnología empezó a entrar a nuestras vidas, la historia es un poco diferente. Ejemplificando en un primer escenario, la familia se reúne a la hora de la comida, cada miembro se sienta y comienzan con sus aparatos electrónicos a utilizarlos mientras se está comiendo. No se comparte y no entabla ninguna conversación. La vida gira alrededor de las redes sociales y los mensajes de textos. El segundo escenario es; se prohíbe los aparatos electrónicos durante la hora de la comida, pero el T.V, se mantiene encendido mientras se come. En este caso, toda la familia se distrae viendo la T.V. es un momento donde “supuestamente” se está compartiendo, y el único sonido que se escucha es la que emite el T.V. A veces los padres, creen que sentarse en la mesa es suficiente para compartir haciendo creer a su conciencia que por lo menos pasan cierto tiempo del día junto y en armonía. Sin embargo, el error es, tener poca comunicación mientras se está compartiendo.
Planeamos un paseo a la playa, una barbacoa, unas salidas con unos amig@s. Empezamos a preparar y comprar todo lo que necesitamos, organizamos cada detalle que nos haga falta. Cuando llega día nos olvidamos de todo el tiempo invertido, el entusiasmos que habíamos depositado en preparar cada actividad. Empezamos a mandar mensajes de texto a nuestras amistades de donde estamos y de lo “divertido” que la estamos pasando. Pero gastamos más tiempo en darles actualizaciones a los amigos, que de lo que en verdad la estamos disfrutando. Es ir a compartir sin estar presente. El teléfono celular se ha convertido en el peor enemigo de la familia. Estamos tan acostumbrados a tener el celular a nuestra disposición a cada momento, que cuando se nos olvida o se nos descarga, empezamos a sufrir ansiedad, desesperación y frustración. Nos enfocamos en que no tenemos el celular, que nos olvidamos de compartir tiempo valioso con nuestros seres queridos. En cambio, estar haciendo actualizaciones de nuestro estado en las redes sociales y los mensajes de texto que hacemos a cada instante no es importante. El celular, el tablet, la computadora, todos estos aparatos siempre estarán a nuestra disposición. Sin embargo, algún día dejaremos a nuestros familiares y por tanto debemos de valor más el tiempo con ellos.
Años atrás, era común ver a los niños jugar afuera de las casas juntos con otros niños. Así como también era muy común ver en los parques o centros de recreación niños jugando por las tardes. Ahora es frecuente ver a los niños con los juegos de videos o celulares en sus manos, muy agiles en el área motora fina, pero prefieren estar con los aparatos electrónicos que salir a recrearse al aire libre. Los jóvenes de hoy gastan más de la mitad de su tiempo en estar enfrente de un aparato electrónico que vivir y disfrutar la vida. Perdiendo momentos tan especiales con personas especiales que están a su alrededor.
Los actos de los hijos son solo consecuencias de la disciplina de los padres. El problema no es el hijo, sino como los padres crían sus hijos. Es fácil darle a un niño un aparato electrónico que estar pendiente de su comportamiento. Pero todo trae consecuencias, estamos creando niños antisociales, faltos en las actividades sociales y recreativas, por estar siempre en las redes sociales o en los mensajes de textos, y después nos quejamos que porque nuestros hijos están aislados. Los niños son fáciles de atraer y depende de nosotros en que lo estamos dirigiendo. Las actividades extracurriculares son de mucho beneficio para los niños y adolescentes. Tales actividades crean un ambiente social como por ejemplo: interactúan fácilmente con las personas, no importando si son coetanos o no. Así mismo, logran un gran beneficio en las diferentes aéreas como por ejemplo en el área social; los niños crean confianza y seguridad en sí mismo, se desenvuelven con mayor rapidez y crean amistad con mayor facilidad. En el área intelectual, adquieren facilidad en la resolución de problemas. En el área motora, son mas agiles ya que utilizan todo su cuerpo en las actividades que realizan.
En las escuelas poseen programas extracurrilares para niños de todas las edades. El beneficio de estas actividades no solo es en las aéreas emocionales, sociales, y/o intelectuales, sino también en la salud y bienestar físico. Promoverles e incentivarles estas actividades es muy importante en su total desarrollo. Si queremos criar niños saludables en todas las aéreas debemos de crear también esfuerzos para poder lograrlo. Es necesario saber que debemos y como debemos hacer e incentivar a los niños hacer productivos y mejorarse ellos mismo.







You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------