Sin excusas para escribir

Les escribo con un poco de desesperación, pues mi computador es un desastre, lleva varios días sin prender, no importa qué, sigue apagado. Sin embargo esto me permitió darme cuenta de muchas cosas que tal vez en el día a día no descubrimos.

La tecnología nos lo ha hecho fácil, y somos aquellos que estamos tan conectados los que comenzamos a tener “problemas”. Ha sido difícil pasar del ordenador a la Tablet (desde donde les escribo), a veces me desespera tanto que pido prestado el computador a mi hermana, pero como es su herramienta de trabajo la dicha me dura poco.

Me desespera la pequeñez del teclado, lo equivocados que se vuelven mis dedos regordetes, la lentitud de todo lo que hago. Me desespera no tener mis archivos a la mano, la facilidad de abrir ventanas.

Voy al Café Internet más cercano, al menos una hora para escribirles. ¡Engorroso! Su sistema operativo es Windows XP, son tan lentos, tan desesperantes. O tal vez soy yo la lenta, la desesperante, la dramática,             

¡Momento! ¿Cuáles son estos problemas? ¿Preocupándome si recuperaré mis archivos? ¿Enojada porque el Café Internet no es veloz? Pienso en personas que van a estudiar y se esfuerzan, pienso en personas que nunca han tenido un computador en casa y no tienen excusas, ni quejas, ni reclamos. ¡Qué vergüenza!

Pienso y me detengo, porque aunque es un herramienta importantísima, mi vida no se apaga cuando mi computador no prende, y el mundo no se cae cuando lo hace internet. Voy a mirar por la ventana un rato. 🙂

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------