Porqué las impresoras en 3D serán tan indispensables como las impresoras en 2D

Imagínate que un día quieras comprar un baso de edición especial para tu novio o novia, con el mismo diseño que usaba el protagonista de su película o video juego favorito, pero que dicho articulo no exista o sea extremadamente caro. Ahora que te parece si te digo que por una fracción del costo pudieras tener la posibilidad de bajar el modelo de dicho artículo a tu computadora e imprimirlo en tercera dimensión desde la comodidad de tu sala, cuarto, y si no te ve tu jefa, desde tu oficina, ¿sería absurdamente increíble, no?. Bueno, pues este tipo de cosas, y muchas otras, cada ves se harán más accesibles conforme la gente vaya adoptado la tecnología de las Impresoras 3D.

Hoy en día no existe escuela superior, negocio, estudiante o trabajador, que no requiera de una impresora. La usamos prácticamente para todo, desde imprimir tareas, reportes, gráficas, recibos telefónicos, formatos para hacer algún trámite, etc. Son la brecha entre el mundo digital y el mundo real, entre el mundo de ideas accesibles solo a partir de una pantalla de luz, y un documento físico que no requiere de una conexión eléctrica en algún momento para ser consultado. Ahora, imagina todo eso, pero en tres dimensiones.

Las impresoras digitales que empezaron cuando la empresa 3D Systems Corporation de mano de Chuck Hull, creó un proceso conocido como estereolitografía, uno de las muchos técnicas que se usan en las impresoras 3D, la cual se podría describir como el proceso de construcción de un objeto mediante la aplicación de capas de polímeros, o como si fueras encimando pagina por página hasta tener un objeto tridimensional. Este tipo de tecnología hasta hace unos años era casi inaccesible, pero poco a poco los precios para construir, o comprar un aparato de estos han ido disminuyendo.

Hoy en día te puedes comprar una Impresora 3D hasta por 14 mil pesos, ya completamente armada y con todos los polímeros (o tintas) para ponerte a trabajar, o bien puedes armar una por u09-20-2012form-1-on-desk00-1348689824nos 350 euros o unos 7 mil pesos, siguiendo las recomendaciones que te hacen sitios como eldiario.es.

Actualmente el número de aplicaciones que se pueden realizar con estas impresoras es tremendo, desde medicina, para imprimir órganos artificiales; veterinaria, para hacer prótesis a la medida para las mascotas lastimadas; arte, que toma a estas impresoras como un puente entre lo virtual y lo real, entre otras.  

En el caso de lo usuario mortal como nosotros, de acuerdo a nuestro talento y creatividad, podríamos crear un negocio de artesanías impresas a los gustos y necesidades del cliente, fabricar nuestros propios accesorios de cocina como platos, tazas, vasos, o simplemente crear un juguete personalizado para nuestros hijos, sobrinos, o hermanos, en fin, la imaginación es el límite.

Imagina hacer todo esto con la misma naturalidad que tiene hoy en día imprimir tu tarea… ¡Las posibilidades son infinitas¡

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------