Autos del futuro

Pues el futuro está aquí. Ya llegó. Lo estamos viviendo.

No sólo hay autos que controlan su tracción o velocidad, que ven para adelante y atrás o se pueden estacionar solos, sino que además desde hace poco tiempo ya hay vehículos que se conducen a sí mismos, sin necesidad de caminos inteligentes. El año pasado, Google presentó su proyecto Self-Driving Car y ahora, en el CES 2015, Mercedes Benz introdujo a los asistentes y al público en general  su F 015, que además de ser una belleza y un sueño de lujo lleva a extremos inimaginables la autotransportación.

Es cuestión de tiempo para que el resto de las compañías adopten la tendencia y los costos bajen.

Estamos hablando de vehículos que pueden ser “conducidos” por gente con discapacidades como ceguera, invalidez y que al momento de reparar en ello nos hace explotar en el cerebro una serie de elementos que van más allá de lo que puedo recapacitar. Claro, si lo queremos ver por el lado sencillo, pues es el resultado de la convergencia de todas nuestras tecnologías en un producto que ofrece extremo beneficio al consumidor pero que ya está aquí.

Entre los beneficios que nos ofrecen estos, que deberían llamarse solamente “automóviles”, tenemos:

  • Disminución de choques debido a que los sistemas que los controlan reaccionan más rápido y más eficientemente que los seres humanos.
  • Incremento en la capacidad de los caminos dando por resultado la disminución de los congestionamientos de tráfico como consecuencia de la necesidad de los “espacios de seguridad” entre coches, lo que permitirá un flujo más constante de la circulación.
  • Tranquilidad y desahogo para los usuarios al desentenderse de la conducción.
  • Un elevado límite de velocidad.
  • Las restricciones con respecto al conductor desaparecen. No importa si los ocupantes son menores de edad, mayores de edad, sin licencia de manejo, distraídos, viajan bajo el influjo de estupefacientes o tienen cualquier discapacidad.
  • Estacionarse en un cualquier lugar será una maravilla. El vehículo dejará a los ocupantes en la puerta del sitio al que vayan, irá a estacionarse y volverá a recoger a los pasajeros.
  • Se eliminará la necesidad de pasajeros innecesarios. El carro irá solo al servicio o mantenimiento y cuando se le necesite irá a recoger a los pasajeros. Esto es de extrema importancia sobre todo con camiones o servicio de taxis.
  • Se disminuirá drásticamente el espacio necesario para estacionamiento.
  • Se reducirá la necesidad de la policía de tránsito y el costo del seguro.
  • Adiós a los señalamientos en los caminos. Los “automóviles” reciben la información necesaria electrónicamente. Los señalamientos seguirán siendo necesarios conforme continúen existiendo conductores humanos.
  • Un viaje muy relajado.
  • Reducción del robo de autos debido a que el vehículo está siempre alerta.

Les dejo unos videos que harán que ustedes también me acompañen en esta reflexión que me dejó mudo.



You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------