Así fomenta las palizas a gays en Rusia el fundador de Telegram

Telegram está manchada de sangre. La aplicación de mensajería instantánea que acaba de aterrizar en España y que suma más de 200.000 usuarios en el país al día, no está tan limpia como parece.

Su fundador y CEO ha ignorado por completo varias peticiones abiertas dirigidas a él, en las que se le solicita que impida que grupos homófobos de extrema derecha en Rusia utilicen su tecnología como medio para promover la violencia contra homosexuales. 
Detrás de Telegram está el magnate ruso Pavel Durov, un esperpéntico multimillonario de 29 años conocido por medios internacionales como el Daily Mail y el Huffington Post como el Mark Zuckerberg de Rusia. También es creador y socio fundador de VKontakte (VK), la red social más popular en el país, con 228 millones de usuarios, 200 trabajadores y unos ingresos de 172 millones de dólares en 2012. VK es la plataforma que utilizan grupos neonazis del país para promocionar el odio y la violencia homófoba. En ella, líderes como el recientemente detenido Maxim Martsinkevich colgaban sus videos de palizas a gays y transexuales, que en los últimos meses está alcanzando proporciones escandalosas.
En Change hay una petición abierta desde octubre de 2013 en la que un activista ruso pide a Durov que acabe con la difusión de este tipo de contenidos. “Acabe con toda la propaganda de la homofobia en la red social VK”, pide para comenzar en la carta abierta. La petición ha sido completamente iganorada por el empresario.
También en Facebook han advertido sobre esta situación. Pero VK ni ha eliminado contenidos, ni ha suprimido cuentas de usuario.
VKontakte se constituyó en 2007 como una sociedad de responsabilidad limitada de Rusia. Es propiedad de cuatro inversores rusos. Pavel Durov posee el 20% de las acciones, mientras que los otros tres cuentan con el 60%, el 10% y el 10%, según la prensa rusa. Sin embargo, el poder de decisión recae en Durov, que tiene poder de voto mayoritario, del 52%, a través de las delegaciones de voto.
El creador de Telegram se muestra impasible ante la oleada de homofobia que sacude su país. Mientras que otras redes sociales censuran los comportamientos que incitan al odio contra la población LGBT, las que pertenecen a Durov los protegen.
Un personaje estrafalario donde los haya. Poca gente sabe realmente dónde reside. Mientras que en su perfil de Facebook asegura que reside en San Petersburgo, algunos medios de comunicación aseguran que reside en Estados Unidos, o incluso que está en paradero desconocido. Curioso fue el episodio que protagonizó en junio de 2012, cuando lanzó aviones de papel hechos con billetes de 5.000 rublos (unos 121 euros) desde la ventana de su oficina. En total, lanzó billetes por valor de unos 1.500 euros sobre una multitud de personas que se creó en la calle.
Así es Pavel Durov. Excentricidad y homofobia en estado puro, todo junto en una sola persona
fuente: ragap.es
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------