Apropiación indebida.

Poco a poco ando buscando nuevas aficiones, una de ellas está siendo la fotografía e investigando un poco me he dado cuenta de uno de los problemas, que a día de hoy, está teniendo esta afición o incluso profesión.

Hace un par de días, mientras navegaba por Internet, vi unas fotografías que me impactaron sobremanera y, ni corto ni perezoso, las copie y use en unas publicaciones de este mismo blog.

Nota: Si intentáis buscar las entradas no las encontrareis ya que decidí borrarlas.

Lo que quiero explicar en esta entrada es el motivo por el cual tome la decisión de borrar dichas entradas. Retomando el principio, os dije que me ando aficionando a la fotografía y como en todo, lo primero era buscar información.

Voy a aprovechar para, desde aquí, felicitar el trabajo realizado por www.blogdelfotografo.com en la difusión de esta afición, así como sus guías, tutoríales y grandes consejos para avanzar en el mundo, bastante complicado, de la fotografía.

Pues bien, leyendo me he dado cuenta que uno de los grandes errores que hay sobre la concepción de Internet, y que yo he cometido, es suponer que todo lo que está subido es gratuito. Pues bien, esto no es para nada correcto.

Toda obra, sea el medio que sea en donde este alojada, tiene copyright. Hay un par de excepciones que hay que tener en cuenta, pero por norma general tienen un propietario que es la única persona que tiene los derechos de explotación. A continuación un breve resumen de dichos derechos:

Derechos de explotación:

  • Reproducción: tal como su nombre lo indica, es la potestad para reproducir tus obras sea cual fuere el medio utilizado (libros, revistas, copias impresas, postales, etc.).
  • Distribución: se refiere al derecho de poder vender tus obras con la particularidad de que dicho derecho no se trasmite, es decir, que si le vendes una obra a un tercero, este no tiene el derecho de volver a venderla a otro.
  • Publicidad: se refiere a la posibilidad de utilizar tus obras, siempre que des tu consentimiento, en campañas publicitarias publicas sea cual fuere el medio de reproducción.
  • Transformación: el derecho de poder modificar una de tus obras y que pueda derivar en una obra diferente a la original.

Las excepciones que antes comente son debidas a que, por diferentes motivos o vías, la obra sea de dominio público. Esto puede ser debido a que ya hayan pasados 70 años de la muerte del autor, o bien, que este mismo autor al dar a conocer su obra le confiera un tipo de licencia diferente al copyright.

Dichas licencias diferentes pueden ser del tipo; copyleft o creative commons. Yo, a modo particular, voto por la licencia creative commons, esta misma licencia permite a su vez diferentes modos, estos son:

creative-commons

Aprovecho para hacer una pequeño recordatorio sobre las redes sociales, al crearos un perfil en cualquier red social aceptáis siempre unas condiciones de uso y en dichas condiciones, al hacer click en el “ok”, estáis cediendo diversos derechos sobre vuestras publicaciones. Tener esto siempre en cuenta, ya que he visto, sobre todo en Facebook, como hay gente que publica un mensaje diciendo que bajo “x” términos legales prohíben, a la red social en cuestión, usar o difundir sus publicaciones, etc. Pues bien, que sepáis que ese tipo de mensajes no sirven absolutamente para nada, ya que previamente, habéis clickeando en el “ok” del acuerdo de condiciones y políticas.

Ya para terminar, esta entrada tiene como finalidad recordar, o instruir, a la gente sobre como, sin querer, muchos de nosotros hacemos una apropiación indebida de contenidos y como a veces, con tan solo nombrar al autor original, se cumple con la legalidad y además ayudamos al autor a darlo a conocer. Así pues, os animo a intentar hacer las cosas de una manera correcta aunque eso a veces suponga un mayor esfuerzo.

Un saludo a todos.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------