Alá reconoce haber pillado wi-fi del Reino de los Cielos

“Es que tienen fibra óptica, joder” asegura la divinidad

El conflicto entre religiones no acaba en la tierra, sino que solo empieza. Hace poco ha salido a la luz pública que existe cierta disputa entre divinidades por el uso de internet, y es que resulta que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo ha instalado la fibra óptica en el paraíso para -según dicen las malas lenguas- disfrutar de la web rojadirecta como Dios manda. Pero este hecho ha generado envidias entre las altas instancias divinas y algunas se habrían tomado la justicia por su lado, como es el caso de Alá: “Es que su internet va como un tiro. Puedo ver vídeos en el iphone sin que se paren. Le he pirateado un poco de wi-fi, pero ya me dirás a quién hace daño eso”. Quizás a ustedes les pueda resultar un asunto baladí, teniendo en cuenta todos los poderes que atesoran estos titanes, pero ellos se lo han tomado muy en serio, como explica el dueño y Señor del Reino de los Cielos: “Hombre, es que me jode tela. Cada mes me vienen casi 100 pavos de factura entre el wi-fi, el imagenio, las dos línas de teléfono… Y eso lo pago yo solo, con el sudor de mi lomo. Nunca te proponen pagarlo a medias. Ahora estoy mirando pasarme a Jazztel, que te pagan hasta la permanencia y es tela de barato, pero no sé, no lo tengo claro, parece que la cobertura no es muy buena”.

El modem de Alá, todavía hace ruidecitos al conectarse

El internet viaja así en otros paraísos menos modernizados.

Internet viaja así en otros paraísos menos modernizados.

En el paraíso del Islam le piden a Alá que modernice un poco el tema, pero él no quiere ceder y considera que los fieles deben sufrir por lo que no tienen para poder valorar sus posesiones, pero entre sus seguidores los hay que no comparten esta idea: “Es que te llaman al fijo y ale, desconectado de internet. Fíjate, llevo tres días para que se me cargue entera portada del Marca. Y yo aún tengo suerte, acabo de instalar Windows95, la mayoría aun están con el MSDOS”. Esta situación ha generado un contrabando de software entre paraísos pero hay diferencias tecnológicas insalvables: “El otro día viene un tío del Jardín del Edén y me da un aparatito y me dice que dentro tengo mierda de la buena… Y me dice que eso era un USB. Yo ya la dije, aquí en disquette o nada, que el Panda no lo tengo actualizado y eso de USB suena a virus, fijo”. Los fieles del Islam reconocen que Alá les ha negado la instalación de un wi-fi wireless, y comprenden que todos deban superar los deseos innecesarios. Sin embargo, lamentan que a algunos privilegiados, Alá les está pagando una tarifa de datos de 1Giga para el teléfono móvil: “Se supone que todos somos iguales, pero queda claro que no. A mi cada tarde me llama una teleoperadora para que me cambie de paraíso…y me lo estoy pensando, porqué pagan hasta la permanencia” confiesa un fiel del paraíso del Islam.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------