¿Sigues 'swiping' ?

Con el aburrimiento que trae las vacaciones decidí aventurarme a entrar a un mundo del que ya me habían hablado pero al que nunca pensé ingresar, como cumplo con el requisito que considero que debe ser el principal para entrar: estar soltera; no había problema en dar el primer paso en esta aventura.
Ingresar fue fácil, pues basta con crear una cuenta o asociarla a tu cuenta ya existente de Facebook, en unos segundos ya estaba dentro viendo foto tras foto de chicos, tal como en un catálogo en el cual solo me mostraban dos opciones ‘Pass’ o ´Like´, el juego consiste en que si das like y la otra persona también te da like puedes enviarle un mensaje o seguir ‘swiping’ que significa que puedes seguir viendo más fotos de chicos hasta que encuentres alguno que te guste.

Entre elegir chicos como quien elige el cosmético de catálogo que va a pedir, fui consiguiendo ´matches´, chicos que también le habían dado ´like´ a mi perfil, pero también encontré ciertos rostros conocidos; en su momento no te lo puedes creer, porque los ves tan ocupados y encantados con sus propias vidas que no puedes ni siquiera considerar que también estarían rondando estos extraños mundos. Es entonces cuando te das cuenta que todos somos simples mortales y al final buscamos lo mismo, porque ya sea curiosidad, búsqueda de amigos o pareja, si terminas entrando a este mundo es que algo de este te pareció interesante, tal vez sea la facilidad que te da de conocer gente sin tener que pasar por la interacción social o ‘el cara a cara’ puedes decir que alguien te pareció simpático sin vergüenza alguna o sin todo el rollo que implicaría hacerlo frente a esa persona.

Además de esto, este mundo es una reafirmación de lo que siempre se ha dicho ´todo entra por los ojos’ y es que de foto en foto que ves, lo único que terminas haciendo es descartar personas por como lucen o por lo que dicen en su presentación, claro si es que te tomas el tiempo de leer y si es que la otra persona se tomo el tiempo de escribir algo.

Este mundo del que estoy hablando se llama Tinder, sí, caí a las redes de esta conocida aplicación y me la pasé viendo muchas fotos de chicos, también di like y hable con unos cuantos pero al final me aburrió y es que no hay nada peor que la tecnología simplificándonos tanto la vida, que vaya desplazando la interacción humana a una simple venta de rostros por catálogo bajo el nombre de una aplicación. Es cierto que desde hace mucho sabemos que la imagen, la apariencia y el físico es primordial en las primeras citas o si vas a conocer a alguien pero creo que no habíamos sido tan descarados al escoger o descartar a alguien en el mundo real y si a alguno le gusta este tipo de aplicaciones, lo reto a que empiece a hacer lo mismo en el día a día, con cada chica o chico que se cruce, que se atreva a decirle me gustas o paso. Por cierto en unos minutos cancelaré mi cuenta esto de conocer gente por catálogo me cansó en menos de un día.

*La versión de Tinder para BlackBerry se llama ‘Dater’ que es la que utilicé, es lo mismo solo cambia el nombre.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------