¿Para qué sirve una pulsera de actividad?

El sedentarismo o falta de ejercicio es un riesgo cardiovascular Los avances tecnológicos han facilitado nuestras vidas en cierto modo. Cuando decimos en cierto modo es porque la actividad física ha perdido presencia en nuestras vidas con sus correspondientes efectos negativos. Debido a la revolución industrial los trabajos han cambiado, la actividad física ha disminuído de manera considerable y ha entrado en escena una auténtica y peligrosa pandemia: el sedentarismo. Las jornadas laborares de más de 8 horas delante de un ordenador han hecho que nuestros organismos, preparados para realizar estar de pie gran cantidad de horas, enfermen y se lesionen con más facilidad que lo hacían nuestros abuelos o tatarabuelos.  Además, el estrés al que estamos expuestos supone un shock importante para el sistema nervioso.

Entonces, ¿en qué nos puede ayudar una pulsera de actividad?

Comparativa pulseras cuantificadorasLa respuesta es muy sencilla, debido a la poca actividad física que realizamos necesitamos algo que nos obligue a movernos con asiduidad. Ya puede ser desde ir a un gimnasio, tener una mascota, quedar con un amigo para practicar deporte e incluso hasta recurrir a las nuevas tecnologías.

Las pulseras de actividad cuentan nuestros pasos, quilómetros, plantas subidas, calorías consumidas e incluso las horas de sueño. Obviamente no son instrumentos de gran precisión pero nos dan una aproximación de nuestra actividad física diaria. Y cuando nos referimos a actividad física no nos referimos a correr maratones o hacer triatlones, sino a levarntarnos de nuestras sillas, caminar o mismo a no estar sentado más de 45 minutos seguidos.
Mediante los software disponibles podremos programar objetivos o retarnos contra otros amigos. En mi caso tengo programado que mi objetivo sea hacer 10.000 pasos al día, objetivo que cumplo con creces.
Además otro dato importante es conocer cuantas horas duermes diarias, llegando a tener una aproximación de las horas de sueño no REM y REM (máximo estado de relajación).

A la pregunta de si es útil una pulsera de actividad la respuesta está clara, ya que dependerá de la persona. Para sujetos activos que realizan deporte todos los días esta pulsera no le dará información valiosa, pero para una persona que no hace nada de deporte a lo largo del día y además está 8 horas trabajando delante de un ordenador puede ser un instrumento que ayude a la persona a moverse. Así podrá cambiar los hábitos sedentarios para tener una vida más activa.

Mi experiencia

Me decanté por la pulsera de actividad Fitbit Charge por los siguientes motivos. Tiene una pantalla con iluminación, por la cual es estupenda para dormir con ella y poder ver la hora en cualquier momento si necesidad de encender la luz y además es muy cómoda. Por otro lado Fitbit tiene un software que funciona estupendamente, con el que puedes programar los objetivos facilmente. La batería tiene una duración de entre 7 y 10 días, por lo que puede utilizarla con mis clientes para controlar cuanto se mueven y así poder ajustar más los entrenamientos a las necesidades de cada uno. Además el diseño me parece lo suficientemente atractivo.

En el mercado hay muchas pulseras de actividad y dependerá de las necesidades que cada persona para decantarse por una o por otra. Garmin, Polar, Fitbit, son las marcas predominantes en el mercado pero el mercado chino está entrando en el mercado a pasos agigantados con pulseras de gran calidad y muy económicas. En el siguiente enlace podréis ver un análisis de las pulseras más vendidas en España por un especialista en nuevas tecnologías, en el que da su opinión de cada una de ellas

http://www.xataka.com/analisis/comparativa-de-cuantificadores-personales-cual-elegir-segun-lo-que-busques

Feliz día de Reyes!!!!

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------