Tasas subirán después de mayo: Yellen

2015-01_0

La presidenta de la Reserva Federal dejó entrever que los réditos aumentarán hacia el segundo semestre; dijo que la palabra “paciencia”, que utilizó desde diciembre, será eliminada.

Pasarán al menos un par de reuniones más del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC, por su sigla en inglés) antes de que comience la subida de sus tasas, reconoció la presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Banca en el Congreso de Estados Unidos, explicó que el antecedente de este primer movimiento será la eliminación de la palabra “paciencia” que desde diciembre ha utilizado cuando se refiere al inicio de la normalización de la política monetaria.

Al remover esta palabra, queda entendido que el primer movimiento podría darse en cualquier reunión, anunció.

“El banco central elevará la tasa en el momento que juzgue que los datos económicos sustentan el movimiento, previo análisis encuentro por encuentro”, detalló.

Las próximas reuniones del FOMC están programadas para el 17 y 18 de marzo y el 28 y 29 de abril.

La observación de Yellen ante legisladores es interpretada por el economista del Deutsche Bank para EU, Joseph LaVorgna, como una clara señal de que será hasta la segunda parte del año cuando comenzará el encarecimiento del costo del dinero.

Petróleo y UE, en la mira

Al desagregar los factores que se tomarán en cuenta para asumir la primer alza en las tasas, la funcionaria indicó que la caída de los precios generales en Estados Unidos está vinculada con la variación que presenta la cotización internacional del crudo.

Aseveró que es un fenómeno temporal que no puede asumirse como un determinante único de la normalización de las tasas.

Añadió que la economía de Estados Unidos trae una trayectoria sólida. Sin embargo, al considerar el contexto internacional “podría ponerse en riesgo el panorama para su desempeño”.

“La incertidumbre está rondando el panorama económico externo. De cualquier manera, no necesariamente genera riesgos a la baja. Podemos ver una economía activa, respondiendo a las políticas de estímulos que están aplicando los bancos centrales y que son mucho más fuertes de lo que anticipábamos.

“Y la reciente baja en los precios mundiales del petróleo podría impulsar el crecimiento mundial más de lo que esperábamos”, consideró.

Auditar a la FED politizaría

El presidente del Comité de Banca en el Senado, Richard Shelby, cuestionó a la banquera central sobre el amplio balance de la Fed y la viabilidad de que se audite a la institución.

Yellen respondió que “la auditoría al banco central sería equivalente a politizar la política monetaria, lo que iría mucho más allá de cualquier sombra de duda”.

El tema de auditar las cuentas de la Fed está en la mesa de discusión ante la eventual legislación en EU que permita la revisión de la política monetaria por parte de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental.

La hoja de balance de la Reserva Federal es aproximada a 4,000 millones de dólares y se ha incrementado en más de 400%, según el Banco Internacional de Pagos (BIS, por su sigla en inglés), desde que se ejecutó el primer programa de compras de activos Quantitative Easing en el 2008.

En México los analistas del mercado indican que el incremento en las tasas de interés en la Unión Americana repercutirá en México en la política monetaria del Banco de México, que se verá obligado a incrementar los réditos, después de que se conozca la decisión de la Reserva y el monto del incremento de los mismos.

Estarán atentos a la Fed

Alza en tasas no afectaría crecimiento: Carstens

El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo el martes que una eventual alza en las tasas de interés en México no tendría una repercusión importante sobre el crecimiento de la economía.

Banxico mantiene desde mediados del año pasado la tasa clave en un mínimo de 3 por ciento.

Pero el responsable de la política monetaria del país ha dicho que estará atento a una eventual alza en las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos y sus efectos sobre la inflación y el tipo de cambio.

“En realidad nosotros pensamos que no sería muy importante”, refirió el gobernador del Banco de México en una entrevista televisiva.

“Con la caída tan fuerte de la inflación, muchas de ellas están empezando a ser positivas en términos reales, pero en sí estamos hablando de tasas que históricamente son muy bajas, entonces eso nos da espacio para que aumenten sin que tengan un impacto muy importante sobre el crecimiento económico”, añadió el banquero central.

La semana pasada, el Banxico recortó sus proyecciones económicas del Producto Interno Bruto para el 2015 y el 2016 ante el desfavorable entorno internacional, marcado por el declive de los precios del crudo y la fortaleza del dólar, que amenaza con descarrilar la inflación.

La entidad proyecta ahora un crecimiento económico para este año en un rango de 2.5 a 3.5% desde 3 a 4%, y fijó un rango de 2.9 a 3.9% para el 2016, desde 3.2-4.2 por ciento.

Yellen

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------