Presume Mancera 5 años de Ecobici… y “olvida” indemnizar a familia de ciclista fallecido

MÉXICO, D.F. (apro).- El pasado 14 de noviembre, Gerardo Pedroza, de 32 años, circulaba en una bicicleta del sistema Ecobici como lo hacía por las mañanas para ir a su trabajo. De pronto, en el cruce de Lieja y avenida Chapultepec, un autobús de transporte público lo atropelló.

Gerars, como lo llamaban su esposa y sus amigos, se convirtió en el primer usuario de Ecobici que perdió la vida en las calles del Distrito Federal.

Sin embargo, a tres meses de lo sucedido ninguna autoridad del gobierno capitalino, de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) o del sistema Ecobici se ha acercado a su familia para tratar de resarcir el daño o informar sobre el estado en que se encuentra la investigación penal del caso. Menos aún lo han hecho para brindar apoyo a sus tres hijas pequeñas y su esposa.

Es más, ni siquiera este lunes su caso fue recordado por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, durante la celebración del quinto aniversario de Ecobici y la puesta en marcha de la ampliación del sistema a la delegación Benito Juárez.

“Nadie ha tenido ningún contacto conmigo. Yo he tenido que estar yendo a la delegación para pedir la copia certificada de la averiguación previa para hacer los trámites correspondientes”, dice a Apro Melissa Rojo, la ahora viuda de Gerardo.

Cuenta que después del sepelio de su esposo en Monterrey –de donde era originario– comenzó el “infierno” de enfrentarse a la burocracia del sistema judicial en la ciudad.

“Tuve que ir dos veces al Semefo, estuve dos días en la delegación y el búnker (la sede de la Procuraduría General de Justicia del DF). Luego se atravesó diciembre y se retrasó más. Ha sido patético que tenga que estarlos buscando yo. No le he podido llorar a mi esposo porque tengo demasiadas cosas que arreglar y, en vez de ayudarte, te complican más”, comenta.

Apenas la semana pasada la joven pudo obtener el documento oficial que necesitaba para cobrar el seguro de vida de su esposo y la pensión del IMSS, así como otros asuntos relacionados con créditos que él tenía.

“Todo ha sido muy difícil porque me quedé sola como cabeza de familia con mis tres hijas que extrañan a su papá, así como del negocio que teníamos juntos”, asegura.

Se trata de una tienda de arte y diseño, además de un espacio que promueve talleres y exposiciones artísticas juveniles que ella y su esposo abrieron en Monterrey, Nuevo León, en 2009, y en el DF en abril de 2012 en la colonia Condesa.

Ese negocio y sus hijas –de 11, 7 y 3 años– es lo que mantiene a Melissa con la fuerza para demandar a las autoridades capitalinas y el sistema Ecobici a reparar el daño.

Recuerda: “Mi esposo era el mejor papá. Era súper entregado, no perdía ni un minuto para dedicarlo ‘a sus mujeres’, como él decía de sus hijas y yo”.

Por ello, exige que el gobierno capitalino acelere la investigación. “Mi esposo ya no está y el conductor del camión está libre. No puede ser, debe pagar la indemnización. No quiero que esto se quede en el olvido”, reclama.

Además, denuncia que después del atropellamiento de su esposo, el cruce de Lieja y Chapultepec “sigue igual”, sin ninguna señal vial ni infraestructura para seguridad de los ciclistas.

Cuando Gerardo Pedroza fue atropellado, la Secretaría de Movilidad suspendió durante 15 días el servicio del Corredor de Transporte Público Concesionado “Corredor Revolución” SA –empresa a la que pertenece la unidad involucrada– y lo suplió con autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP).

En diciembre pasado, Apro preguntó a Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente (Sedema) local –que tiene a su cargo la operación del Ecobici– si el sistema o la dependencia ya se habían puesto en contacto con la familia del usuario fallecido para ofrecer alguna indemnización o ayuda.

Con evasivas, la funcionaria respondió que aún no terminaba el peritaje y que estaban en duda si el atropellamiento fue por una imprudencia del ciclista. Nerviosa, agregó que hasta no determinar eso, Ecobici no daría algún tipo de indemnización.

Según la página de Internet del servicio, “todos los usuarios inscritos al sistema Ecobici cuentan con un seguro de accidentes y responsabilidad civil”.

“Pendientes del cuidado de ciclistas”: Mancera

Después de la muerte de Gerardo Pedroza, organizaciones de ciclistas han recordado con rodadas y en las redes sociales su demanda al gobierno de la ciudad para tener mejor infraestructura vial exclusiva para este transporte no contaminante.

Según un conteo de Bicitekas, al menos 14 ciclistas, incluido Gerardo, habían muerto en el DF desde 2009.

Esta mañana, Mancera y Tanya Müller encabezaron la celebración de los cinco años de operación del Sistema Ecobici y anunciaron la ampliación del servicio a 23 colonias de la delegación Benito Juárez, con una inversión de 120 millones de pesos.

En su discurso, Mancera Espinosa aseguró que en su administración están “muy pendientes” del cuidado de los ciclistas. “Eso es algo que no vamos a perder en la atención”, dijo y agregó que las secretarías de Seguridad Pública y de Obras y Servicios, así como Ecobici, trabajan en dar seguridad a los usuarios como una “tarea permanente”.

Luego destacó el interés de su gobierno por “la impartición de justicia” en el caso de los ciclistas muertos.

Y puso como ejemplo –aunque no mencionó su nombre– el fallecimiento de Rafael Augusto Guerrero Duro, atropellado el pasado 25 de enero en el Periférico Sur por Francisco Javier Gutiérrez Aguilar, quien presuntamente conducía a exceso de velocidad y en estado de ebriedad.

Mancera Espinosa recordó que, con el nuevo sistema penal  acusatorio, el conductor del BMW está en libertad, aunque con la prohibición de salir de la Ciudad de México, entre otras medidas cautelares, mientras se resuelve el caso.

Sin embargo, el mandatario local ignoró el caso de Gerardo Pedroza y el del otro usuario de Ecobici que el 17 de enero perdió la vida luego de ser arrollado por un camión de carga entre las calles de Horacio y Platón, en la colonia Polanco. Los reportes policiacos informaron que el conductor del vehículo pesado circulaba con exceso de velocidad.

Al final del acto, Tanya Müller dijo orgullosa: “Utilizar la bicicleta nos da una sensación de libertad y nos da la oportunidad de hacer algo de ejercicio en nuestros trayectos. Es una forma muy amigable de transportarse en la ciudad para nuestros viajes cortos. Para quienes todavía no sean parte de Ecobici, los invitamos a inscribirse”.

Por la tarde, durante un recorrido de esta agencia por calles de las colonias Del Valle y Vértiz Narvarte, en ña delegación Benito Juárez, se observaron varias estaciones que aún no funcionaban y ni siquiera tenían bicicletas disponibles.

De hecho, en Twitter la usuaria ‏@fab29215041 denunció: “En Moras y Eje 8 tampoco hay bicis y menos en la calle de elefante y eje 8 mmm”. La cuenta oficial de @ecobici respondió: “Las bicis están siendo transportadas a los puntos”.

 

MÉXICO, D.F. (apro).- El pasado 14 de noviembre, Gerardo Pedroza, de 32 años, circulaba en una bicicleta del sistema Ecobici como lo hacía por las mañanas para ir a su trabajo. De pronto, en el cruce de Lieja y avenida […]

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------