Nube y seguridad. ¿Por qué no se confía todavía en ella?

Cloud. Cuatro letras que para muchos ya significan toda una revolución para sus negocios. ¿Cuántas pymes ya pueden hablar de ello? Pero otras, en cambio, se resisten a dar el salto. Miedos, temores, dónde van a parar sus datos… Seguridad, seguridad. Seguridad. ¿Cómo se les puede convencer?

La pyme está dispuesta a dar el salto tecnológico, a aprovecharse de aquellas tecnologías que les permitan competir mejor en su mercado. La movilidad, por poner el caso, el uso de soluciones y de nuevos dispositivos como smartphones y tabletas ha supuesto para muchas de ellas una revolución en su manera de trabajar. Soluciones, teletrabajo y flexibilidad son conceptos y herramientas que les han permitido aumentar su productividad y adaptarse a un mercado en continuo cambio. Y no hablemos de la virtualización, otra tecnología que para muchas de ellas ya supone toda una garantía de continuidad en el negocio.

La nube.

Cloud Computing Blog Optimizando Con CitrixEs la gran responsable de todos estos cambios. Ese espacio que se sabe que está ahí, pero del que un importante número de pymes recelan al no conocer su tamaño ni tampoco su ubicación. ¿Dónde está la nube? ¿A dónde van a parar los datos y la información que allí se guardan? ¿Quién se encarga de su seguridad? Porque esa es la traba detrás de la que todos se escudan: la seguridad. Sobre todo cuando hablamos de empresas cuya manera de trabaja todavía se caracteriza por unas normas y usos alejados de la tecnología. Precisamente la misma que podría transformarlas, y para bien.

Porque la nube es segura. Es lo primero que tienen que saber. Que sus datos e información estarán seguros y siempre a su alcance, cuando los necesiten. ¿Quién lo asegura? El proveedor de dicha nube, que sabe lo que se trae entre manos. Conoce la tecnología y también la necesidad de la empresa; conoce los parámetros necesarios para mantener segura la información de la empresa, dónde alojarla y cómo la empresa puede sacar el máximo partido de ese espacio artificial que le permitirá ampliar sus capacidades de almacenamiento hasta límites que ahora no es capaz de imaginar.

Sólo hay que manejar la tecnología para darse cuenta de sus inmensas posibilidades, de todo lo que lleva aparejado, de las otras tecnologías que, gracias a ella, pueden implantarse para beneficio de la empresa y de sus trabajadores.

La nube. Y siempre segura.

En cuanto la pyme la pruebe, lo comprobará.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------