MOTOR. Conduciendo un Mazda 6 2.2

Este artículo está patrocinado por Grupo Letras Librería “cultura de calidad al alcance de todos”. (Hermanos Urquiza 4. Metro Quintana. Madrid. 625852951) y por Gabinete Grofo-psicológico y judicial del autor. 

====================================================================

Resultado de imagen de mazda 6 2.2 diesel

¿Hay alguna forma mejor de conocer un coche de calidad y potencia que probándolo? Probablemente no. Por ello, en esta edición nos subiremos a un Mazda 6 2.2, un modelo de Mazda que introduce un nuevo lenguaje de diseño y una nueva filosofía dentro de la marca.

El Mazda 6 2.2 es una berlina media, con motor diésel de 150 CV y cambio manual de 6 velocidades. Estamos sentados en una berlina de líneas armónicas y fluidas, que por su tamaño, se podría encuadrar en el segmento de berlinas tipo E, es decir, de un segmento superior.

El seis se caracteriza por un exterior elegante y con un toque deportivo, mientras que su interior presenta un diseño marcado por la sobriedad y la discreciónEste interior típicamente japonés no destaca por su combinación de colores, pero sí por sus materiales de alta calidad.

El equipamiento de este Mazda es avanzado y al nivel de el de sus competidores de otras marcas. Nos referimos a la inclusión de algunos gadget de alta tecnología, navegador, sensores de parking, climatizador bi-zona, un sistema de luces automáticas largas y un detector de ángulo muerto, entre otros avances.

Ya en su interior, sentiremos unas plazas delanteras confortables y cómodas, conformadas por asientos envolventes, mientras que las traseras ofrecen un espacio que llega a asombrar a sus ocupantes. Como complemento ideal de este interior y de sus cuatro puertas, el Mazda 6 2.2 cuenta con un maletero de 492 litros de capacidad y con la posibilidad de aumentarla mediante un mecanismo manual de abatimiento de asientos traseros.

Resultado de imagen de mazda 6 2.2 diesel

Cuando encendamos el motor, pongamos la primera y comencemos a desandar el camino elegido –ya sea de ciudad o carretera-, este Mazda nos demostrará un rendimiento de motor sencillamente espectacular, tanto que tendremos que recordar que estamos conduciendo un diésel.

Hablamos de una conducción absolutamente lineal (sin el más mínimo pico de potencia) y con un equilibrio destacable entre las revoluciones altas y bajas. En cuanto a consumo, es totalmente aceptable teniendo en cuenta el tamaño y motor del Mazda 6 2.2 (5,1 litros los 100 km).

Al referirnos a las virtudes de la conducción, la estabilidad que exhibe, sobre todo en autopista, es uno de sus  muchos puntos fuertes.

Franco Maiolini

 

ACLARACIÓN IMPORTANTE: El artículo publicado fue cedido por el autor a la revista Hombre Moderno, y es de la completa autoría de Franco Maiolini. Cualquier publicación del mismo en otro sitio o página web a nombre de otro autor o sin la firma del autor, no fue autorizada por este profesional del periodismo y la creación de contenidos, por lo que se convierte automáticamente en un artículo plagiado, y por ende, de infracción al derecho de autor. Gracias.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.

--------