La sociedad virtual

Vivimos en la sociedad virtual

Ya para nadie es un secreto que estamos en una época donde la virtualidad y la tecnología juegan un papel preponderante en nuestra sociedad, caracterizada por grandes cambios sociales, económicos y culturales.

La sociedad cada día se preocupa por entender el entorno caracterizado por una creciente complejidad e incertidumbre, hoy en día queremos comprender los movimientos de fondo, conocer las nuevas ideas y los nuevos protagonistas de las dinámicas de cambio social que se expresan, fundamentalmente en la nueva sociedad de la información y la comunicación.

Las tecnologías de la información y comunicación (TIC) han protagonizado en las últimas décadas un cambio radical que no se ha limitado a la innovación tecnológica, va mucho más allá y seguirán evolucionando y transformando la sociedad en los próximos años.

Un tema que me ha interesado muchísimo como estudiante de Ciencia Política es lo referente a la política 2.0, puesto a que es interesante analizar las transformaciones políticas que ha traído consigo la tecnología. Para ilustrar un poco el tema hablaré sobre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) un partido político de izquierda italiano que en el año 2012 eligieron a sus candidatos al Parlamento con unas primarias online. cursos-social-media

Eso se convirtió para mí en un hecho muy significativo que logra superar muchísimas barreras a nivel político puesto a que permite una mayor participación. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla, hoy en día las personas manejamos todo tipo de tecnología a diario, pasamos casi todo el día conectados a internet bien sea a través de un computador o de un smartphone. Saquémosle provecho a esa realidad. Los partidos políticos tienden a realizar muchísimas reuniones, pongamos como ejemplo el de seleccionar un candidato para elecciones de concejales, entonces se le solicita a los militantes asistir a una reunión en una fecha y hora determinada para decidir cuál será el candidato que los represente.

Imaginemos ahora que algunos militantes no pueden asistir a dicha reunión, esto hace que la idea del partido italiano de realizar primarias online sea sencillamente fantástica, me lleva a pensar ¿Para qué asistir a reuniones muy previsibles si me puedo conectar y participar sin limitaciones tiempo/espacio?

Claramente en Venezuela eso no es una realidad social, a pesar de que el avance en el tema de la política 2.0 sea imparable, ahora las comunidades organizadas están marcando nuevas tendencias para el desarrollo de la estrategia política en Internet a través de servicios como Facebook, Twitter, Blogger y WordPress intentando implicar a los más activos en el proceso político ya que éstos servicios de internet nos permiten colocar contenidos sin necesidad de ser especialistas en informática.

Ahora los políticos hacen presencia en internet, permitiéndoles a los ciudadanos disponer de nuevos y en ocasiones más eficientes espacios de interlocución directa con ellos. Por ejemplo, los seguidores de la cuenta en Twitter de un político se enteran de sus logros, pero también pueden señalar tropiezos de ese funcionario público. La comunicación con él puede ser de ida y vuelta. Tales espacios llegan a ser instrumentos de fiscalización de las acciones y decisiones públicas. Para los políticos, las redes sociales, además de un lugar de exhibición, pueden constituir foros de encuentros y desencuentros de resultados impredecibles.

Todo esto hace que la política deje de ser patrimonio de los políticos, ya que ahora a través de la internet podemos opinar, proponer y hasta polemizar.

Los ciudadanos hacemos política cuando nos ocupamos de la política.

Ahora bien, un asunto muy importante es que a lo largo de esta entrada he hablado de ciudadanos, por lo cual me gustaría mencionar que este término implica derechos y responsabilidades que no siempre ejercen ni cumplen los usuarios de internet.

Seamos conscientes, tengamos cuidado y responsabilidad con lo que publicamos en internet, puesto a que una ciudadanía plena solo existe con individuos informados, participativos y comprometidos con valores como la tolerancia, el diálogo y el respeto. Recordemos que el Internet es un instrumento extraordinario para facilitar la información capaz de solidificar esa ciudadanía, pero también puede (y suele) servir precisamente para lo contrario.

-Analix Aponte-

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------