Hablemos de engrasar la cadena.

Bueno, en realidad el título de esta entrada es totalmente pretencioso porque lo que de verdad vamos a intentar es librarnos de la tarea de engrasar la cadena.

Todos tenemos algún amigo, colega, compi de salidas,… que te cuenta su método de engrase como si de un ritual tántrico se tratara. A mí, la verdad, es que me da una pereza tremenda así que vamos a comentar algunos cacharrines que nos hagan la vida motera más fácil y llevadera.

Scottoiler.

En primer lugar vamos a hablar del más clásico y conocido: Scottoiler. Cuando adquirí mi actual moto fue lo primero que le puse y 7 años después sigo manteniendo que es el mejor extra que le he podido poner. La moto sigue con la cadena de origen (53000 km. a día de hoy). En la última revisión me indicaron que aun le quedaba bastante vida. Llevar la cadena siempre engrasada implica una mayor longevidad y que no haya que estar tensando continuamente. Es un artilugio que se rentabiliza solo.

 

 

 

¿Cómo funciona? El sistema es muy sencillo. Un depósito con aceite (luego hablaremos de ellos) que va regulado para que vaya soltando una gota por minuto en la corona trasera. de esta manera la cadena siempre va engrasada. Es un aceite poco denso que permite limpiarlo con lanzas de agua  o karcher (nada de gasolina o pócimas mágicas de nuestro amigo el del ritual).

Lleno de aceite viene a durar 5000 – 7000 km.

Lo venden en dos sabores:

  • Manual: Se llama E-System y tiene una ruletilla que sirve para calibrarlo. Lo suyo para uso normal es que caiga sobre la corona una gota por minuto. Hay que regularlo porque ya sabéis que la temperatura afecta a la densidad de los fluidos. Va enchufado a alguna toma de vacío del motor. De esta manera solo sale aceite cuando el motor está en marcha. Es posible encontrarlo aquí.
  • Electrónico: V2. Lleva un pequeño monitor que se pone en el manillar y con él se controla la cadencia con la que se suelta aceite. Es una pasada pero es más caro. Al mejor precio aquí.

Aparte tienen repuestos de tubos, arandelas y prácticamente de todo el sistema de montaje además de un depósito extra de aceite para viajes muuuuyyyy largos.

 

Cobra.

Este sistema es relativamente nuevo. Consiste en un depósito de aceite que va en normalmente en el manillar (se puede anclar en otros sitios). Al ser de aluminio es bastante robusto.

 

 

¿Funcionamiento? Muy sencillo. Por gravedad. Se gira un cuarto la tapa y la gravedad obra su magia.

Es un sistema más económico y más sencillo de montar que puedes encontrar aquí al mejor precio.

 

Alamor.

No es tan estético como los otros pero es mucho más económico.

 

El principio es básicamente como el Cobra, por gravedad. Lo podéis encontrar aquí.

 

Aceites para engrasar.

Los aceites que usaremos para los engrasadores los podemos dividir en dos tipos:

  • Los que usa Scottoiler. Es un tipo de aceite especial para sus mecanismos. Tienen de dos tipos: uno para climas fríos y otro para más cálidos. En realidad no aclara el rango de temperaturas pero creo que en España podemos usar cualquiera de los dos ajustando la salida de aceite.
  • Para el resto. Es un aceite tipo 80w90 como por ejemplo éste de Repsol.

 

Como conclusión os diré que es una inversión que merece la pena. Os olvidáis de engrasar. Solo rellenar. La cadena dura más y todo va mucho más limpio además del tiempo que se pierde limpiando y engrasando manualmente.

Espero vuestros comentarios así como sugerencias de artilugios de engrase.

¡Un saludo!

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.

--------