Eternos: anuncios de Youtube y novelas argentinas.

Youtube se ha convertido en lo más parecido a una televisión a la carta, mucho más que aquellas plataformas de pago que te prometían una suerte de nirvana televisivo gracias al pay per view, o lo que es lo mismo: cuanto más pagues más eliges. En cambio, la web de vídeos más popular de la red te ofrece un sinfín de vídeos de forma completamente gratuita. Eso sí, con banners publicitarios que emergen a cada rato y con anuncios que se emiten sin que tu los pidas y que son un peaje ineludible para poder ver el vídeo en cuestión. Afortunadamente, al cabo de unos segundos de suplicio publicitario te permiten saltarte la emisión de tan molesto comercial e iniciar de una vez por todas la reproducción del vídeo que realmente te interesa.

Argentino fan de su país.

Argentino – by iamtebi.

Anoche mi gusto mainstream me empujó hasta la popular plataforma de vídeos para ver uno de esos clips de música que ya han visto millones de personas. Antes del videoclip empieza el corte comercial de rigor. Cómo a veces duran sólo unos segundos, prefiero no dejarlo en anuntis interruptus y aprovecho la cuenta atrás para ir a la cocina a por algo de beber. Medio minuto después vuelvo a estar frente al ordenador y veo que se está reproduciendo un documental sobre el impago de la deuda Argentina. Me pregunto de dónde habrá salido semejante reportaje. Queda completamente descartado que Madonna haya decidido que, tras los estilos de transgresora sexual, mística, cantante de country, rapera o discotequera, le ha llegado al turno al de economista. Tampoco he cometido un error al teclear. Con asombro, me doy cuenta de que se trata de ¡un anuncio! Dura más de diez minutos, más que muchos cortometrajes, y tiene un aspecto de documental en toda regla.

Por alguna extraña razón, quizá porque en ese momento no tenía nada mejor que hacer, decido verlo. Se trata de un pseudoreportaje en el que se denuncia la irresponsabilidad del gobierno argentino por no pagar su deuda externa a unos acreedores en pie de guerra. El caso del impago de la deuda argentina no es nuevo: ya pasó en los ochenta, en 2001 (cuando el famoso corralito) y ha vuelto a suceder ahora. Tampoco es nueva la manipulación mediática norteamericana: en el vídeo denuncian la situación que ha provocado el impago, dejando a miles de personas sin los ahorros de toda su vida. En realidad, se trata de una campaña promovida por una asociación de acreedores que han llevado al gobierno argentino ante los tribunales estadounidense. Debe de ser que la legislación yankee es el equivalente al tribunal de la Haya en el terreno comercial, porque sus sentencias se esgrimen una y otra vez como base para las reclamaciones del cobro de la deuda. Hay más anuncios en esta campaña, algunos explicando dramáticas situaciones, como la de aquellos jubilados que invirtieron en deuda argentina todos sus fondos para poder costearse un carísimo tratamiento médico. Lo que no explica el vídeo es que sus promotores son fondos especulativos (se ofenden si los llaman buitres), que viven de inversiones de alto riesgo pero que no están dispuestos a asumir pérdida alguna (una curiosa interpretación del término riesgo). Las querellas presentadas contra Argentina representan a esos fondos buitres, tenedores del 1% del total de deuda. El resto de tenedores de deuda no verán duro alguno, ganen o pierdan estos fondos.

Seguramente las cookies, eufemismo anglosajón para designar a auténticos espías, me han delatado y, a estas alturas, los gestores de publicidad online ya saben que suelo ojear periódicos de economía en la red. Manías que tiene uno. No es casualidad que haya aparecido el comentado anuncio antes del videoclip. Lo que me sorprende es su duración, por excesiva. Y lo que me deja pasmado es su contenido porque, en lugar de tratarse de un comercial, es pura propaganda, toda una campaña ideológica lanzada a nivel mundial.

Me pregunto si debería Youtube controlar el tipo de anuncios que permite publicitar en sus páginas… ¡11 minutos! Parece excesivo, por mucho que uno pueda escapar de ellos apenas unos segundos después de que se autoinicien a traición. Me preocupa aún más el contenido panfletario del mismo. Es comprensible que este sitio web no se dedique a ofrecer vídeos por ánimo puramente caritativo, pero ¿vale todo? ¿cualquier contenido?

Al final han logrado su objetivo y no he visto el vídeoclip. No me han convencido en cuanto al tema del cobro de la deuda argentina, pero si que le han robado a la reina del pop una reproducción de su tema. Madonna arrasó en las listas de ventas cantando a Argentina, e incluso encarnó a Eva Perón en el cine. Así responden esos fondos a su osadía. Parece que, además de buitres, son rencorosos.


Imagen:
Tebi Especial es Argentino Amor a mí País – iamtebiCC BY-ND
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------