Despedidos por culpa de Twitter

«Mañana empiezo este trabajo de mierda»

Con el auge y popularización de las redes sociales, muchos de sus usuarios han perdido la capacidad de comunicarse. Internet y la vida real están muy cerca. Por esta razón, los expertos en nuevas tecnologías recomiendan a los usuarios a conservar la identidad digital y evitar a toda costa publicar ciertos comentarios que, en no propagarías a los cuatro vientos.

Sí, lo departamentos de Recursos Humanos de las principales empresas llevan tiempo «cotilleando» o observando lo que los candidatos a un determinado puesto comentan en sus perfiles de redes sociales. Para bien o para mal, lo que contamos en nuestros pequeños mundos digitales lo ve más gente de lo que creemos.

Como si se tratara de un canal para el desahogo, la red de «microblog» Twitter se inunda de comentarios despectivos, de quejas hacia sus superiores y jefes. De pensamientos negativos hacia nuestro entorno laboral sin que reparemos que, de vez en cuando, quien tiene el poder de decisión puede sentir un desaire y provocar un despido.

Poco le duró la alegría a Cella, residente en Texas, que un día antes de comenzar su nuevo empleo, ni corta ni perezosa, se encargó de desprestigiar a la empresa en la que iba a desembarcar. Lo hizo por Twitter, esperando que nadie (o sus amigos) lo leyeran. Pero su futuro jefe no perdió la ocasión de hacerlo. Tras revisar tu «timeline» y encontrarse con ese mensaje, despidió fulminantemente a la mujer en el mismo canal que utilizó ésta para criticar su nuevo puesto de trabajo. Ah, el trabajo era para una pizzería. Quizá el secreto de conservar el empleo no estaba en la masa.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------