Cómo ganan los traders y por qué la suerte no es un factor (Parte II): CARACTERIZAR LOS DIFERENTES “ALPHA MODELS”

inversionistas2_ap_2

Puede generar un gran valor si un trader utilizar simultáneamente herramientas de análisis técnico y fundamental. De esta manera, puede encontrar eventos de muy alta probabilidad y tener una gran calidad en su trading.

A veces comenzamos a hacer trading porque asistimos a un curso o charla de análisis técnico o vimos un curso en el que se discutió el análisis fundamental, pero es muy importante conocer las diferentes herramientas para preguntarnos si somos el tipo de trader que queremos ser, o podemos reforzar nuestro sistema de trading con otras herramientas más acordes a nuestra propia manera de ser.

En esta ocasión enfocamos en caracterizar los diferentes “Alpha Models” (es cómo el trader identifica los eventos de alta probabilidad, o cómo predice el siguiente movimiento del mercado) que existen, sus beneficios y debilidades.

Hay un primer tipo de “Alpha Model”: modelos diseñados especialmente por matemáticos, físicos, estadísticos, etc., que son guardados en gran secreto y sobre los cuales hay poca o ninguna información (lastimosamente para todos nosotros). Sin embargo, el autor Rishi K Narang (Inside the Black Box, Wiley, 2013) argumenta que en la gran mayoría de los casos, estos modelos no son tan complejos, sino que pueden pertenecer a alguna de estas categorías: tendencia, reversión, sentimiento técnico, valor/rendimiento, crecimiento y calidad.

Los primeros tres tipos están caracterizados en los modelos que dependen del precio del activo y pueden ser vistos como modelos de análisis técnico. Veamos algunas de sus características.

Seguimiento de tendencia: esta teoría se basa en que los mercados tienden a moverse por periodos suficientemente largos en una dirección dada. Se busca identificar la tendencia y montarse en ella. Dado que nuestro objetivo no es profundizar en los diferentes modelos, diremos solamente que comúnmente se utilizan medias móviles para identificar estas tendencias, pero sobre este tema el lector podrá encontrar una gran cantidad de información sobre cómo identificar las tendencias. Consideramos que la definición de una tendencia puede ser mejorada si se incluyen otras consideraciones además de medias móviles y su cruce, como son el análisis de los máximos y (o) mínimos locales.

Una de las razones comunes de por qué esta metodología funciona se basa en la teoría del tonto mayor (“greater fool theory”). La explicación se basa en que el seguimiento de tendencia funciona porque mucha gente cree que funciona y comenzarán a comprar apenas aparezca una tendencia alcista (y venderán si es una tendencia bajista). Si creemos en esta explicación, buscamos salirnos de la tendencia vendiéndole la posición a alguien más tonto antes de que la tendencia se acabe.

Reversión: en este tipo de estrategias se busca predecir cuándo una tendencia se está acabando. Nos basamos para apostar en contra de la tendencia si encontramos que los precios tienen un nivel alrededor del cual fluctúan y logramos identificar cuándo se ha desviado suficientemente de este nivel. Por ejemplo, un imbalance entre compradores y vendedores, causado por requerimientos de liquidez puede generar que el precio suba abruptamente y cause después que el precio revierta a un punto menor. Otra razón para que este fenómeno se dé es cuando un precio está cambiando de nivel: puede haber exceso de oferta o demanda y se genera un movimiento más grande del que debería presentarse (overshooting), tendiendo a regresar a un nivel menor. Los traders que toman este tipo de apuestas son claves para generar liquidez en el mercado.

Otra manera interesante de ver la reversión a la media es el arbitraje estadístico, en el que se apuesta a la convergencia de acciones similares cuyos precios hayan divergido. Se busca analizar cuándo una compañía está siendo sobrevalorada con respecto a otra compañía similar.

Sentimiento técnico: a diferencia de las demás estrategias que se discuten en este artículo, este tipo de estrategia no tiene un fundamento económico claro. No obstante, es ampliamente utilizada, pero su uso se restringe a ser variables que condicionan las decisiones que se toman con las otras estrategias. Por ejemplo, solamente se compra una tendencia alcista si el sentimiento es positivo. Un ejemplo interesante de sentimiento técnico es analizar si el volumen de opciones put está siendo inusualmente alto relativo al volumen de opciones call. En este caso, se puede estar mostrando un mayor miedo de los participantes del mercado a una caída de precios. En caso contrario, se estaría evidenciando una posibilidad alcista.

Ahora discutamos las estrategias valor/rendimiento, crecimiento y calidad, las cuales hacen parte de lo que se conoce como análisis fundamental.

Valor/rendimiento: son estrategias utilizadas ampliamente en acciones, aunque pueden ser utilizadas en otros activos. La mayoría de los indicadores utilizados en esta estrategia son razones entre algún factor fundamental, versus el precio del activo. Por ejemplo, el muy popular price-to-earning (P/E) ratio, o razón precio-ganancias. Si dos empresas con acciones a un valor de 10 pesos, pero las ganancias de una son de 1 peso y las de la otra de 2 pesos, naturalmente será más atractivo invertir en la segunda. El P/E de la primera es 10/1=10 y el de la segunda, 10/2=5, así que un menor valor es mejor indicador.

Aunque es importante tener cuidado si las ganancias son negativas. Por ejemplo, si la primera empresa tiene perdidas de -1 peso y la segunda -2 pesos. El P/E de la primera es -10 pesos y el de la segunda -5 pesos. Pareciera según P/E que la segunda es mejor, pero evidentemente no es el caso porque está perdiendo menos. Dejamos que el lector haga el análisis de por qué es popular usar la razón invertida E/P y no P/E.

Otras razones de valor/rendimiento ampliamente utilizadas son las de EBITDA contra el valor de la empresa o valor en libros contra el precio. Estas razones pueden ser utilizadas para comprar unas acciones y vender en corto otras, para hacer lo que se conoce como un “carry trade”.

Crecimiento: una métrica de crecimiento es el precio/ganancias vs crecimiento, que es la razón entre la razón P/E discutida anteriormente sobre el crecimiento de las ganancias por acción (EPS, por sus siglas en inglés). Son medidas de crecimiento basadas en la expectativa de crecimiento. Al ver las perspectivas de crecimiento comparadas con el valor actual se puede encontrar activos que estén sub o sobre-valorados.

Calidad: es un término utilizado por Rishi K Narang (Inside the Black Box, Wiley, 2013), en el que argumenta que si todo lo demás es similar, una manera de preferir una compañía sobre otra es prefiriendo calidad. Una manera de definir calidad es analizar qué tan apalancadas están mirando la deuda vs equity. Otra manera de medir la calidad puede ser tomando la diversificación de fuentes de ingreso (diversity of revenue sources) y la calidad de los directivos de la empresa (management quality), entre otros.

Habiendo resumido estas alternativas de creación de valor o “Alpha Models”, esperamos que los lectores puedan enriquecer, aumentar y mejorar las herramientas que tienen para GANAR DINERO consistentemente.

Puede generar un gran valor si un trader utilizar simultáneamente herramientas de análisis técnico y fundamental. Por ejemplo, una estrategia basada en valor/rendimiento en la que analiza el P/E, pero compra solamente si el volumen de opciones call transadas es inusualmente mayor que el de las puts, pero también si el mercado tiene una tendencia alcista. De esta manera, el trader puede encontrar eventos de muy alta probabilidad y tener una gran calidad en su trading.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

--------